COP 2 Decisión II/5
Esta decisión ha sido retirada.

EXAMEN DE LA NECESIDAD Y LAS MODALIDADES DE UN PROTOCOLO PARA LA TRANSFERENCIA, MANIPULACIÓN Y UTILIZACIÓN SEGURAS DE ORGANISMOS VIVOS MODIFICADOS

La Conferencia de las Partes,

Recordando el párrafo 3 del artículo 19 del Convenio sobre la Diversidad Biológica,

Reconociendo el vínculo entre los párrafos 3 y 4 del artículo 19,

Reconociendo asimismo el vínculo entre el inciso g) del artículo 8 y el párrafo 3 del artículo 19,

Recordando su decisión I/9, adoptada en su primera reunión, celebrada en Nassau (Bahamas) del 28 de noviembre al 9 de diciembre de 1994,

Habiendo examinado el informe y las recomendaciones preparadas para su segunda reunión por el Grupo especial de composición abierta de expertos en seguridad de la biotecnología, que se reunió en Madrid del 24 al 28 de julio de 1995,

Reconociendo que la moderna biotecnología tiene grandes posibilidades de contribuir al bienestar humano si se desarrolla y utiliza con medidas adecuadas de seguridad para el medio ambiente y la salud humana,

Reconociendo asimismo que, si bien se han acumulado sustanciales conocimientos, también se han identificado importantes lagunas en dichos conocimientos, especialmente por lo que se refiere a la interacción entre los organismos vivos modificados (OVM) resultantes de la biotecnología moderna y el medio ambiente, habida cuenta del relativamente corto período de tiempo en que se ha tenido experiencia con liberaciones de esos organismos, el relativamente pequeño número de especies y caracteres utilizados, y la falta de experiencia en los diversos entornos, específicamente los de centros de origen y diversidad genética,

Tomando nota de la necesidad de analizar más a fondo las normas e instrumentos jurídicos vinculantes nacionales, regionales e internacionales relacionados con los efectos de los OVM en la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica,

Afirmando que las medidas internacionales en la esfera de la seguridad de la biotecnología deben brindar un marco eficiente y eficaz para el desarrollo de la cooperación internacional encaminada a garantizar la seguridad de la biotecnología mediante la eficaz evaluación y gestión de riesgos para la transferencia, manipulación y utilización de cualquier OVM resultante de la biotecnología moderna que pueda tener efectos ambientales perjudiciales que pudieran afectar a la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica, teniendo en cuenta los riesgos para la salud humana, y teniendo también en cuenta el inciso g) del artículo 8 y el párrafo 4 del artículo 19 del Convenio,

Considerando que si bien existen acuerdos internacionales relacionados con la repercusión de los OVM resultantes de la biotecnología moderna que puedan tener efectos adversos para la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica, ninguno de ellos aborda específicamente los movimientos transfronterizos de dichos OVM, por lo queesurgentemente necesario prestar atención a esta cuestión,

Teniendo en cuenta que la gran mayoría de las delegaciones presentes en la reunión del Grupo especial de composición abierta de expertos en seguridad de la biotecnología se mostró en favor de la elaboración, en el contexto de un marco internacional para la seguridad de la biotecnología, de un protocolo sobre la materia integrado en el Convenio sobre la Diversidad Biológica,

Destacando la importancia que reviste finalizar urgentemente las Directrices Técnicas Internacionales sobre Seguridad de la Biotecnología del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, y subrayando que ello podría contribuir a la elaboración y aplicación de un protocolo sobre seguridad de la biotecnología pero no debe obrar en perjuicio de la elaboración y conclusión de dicho protocolo,

Tomando nota de que las Directrices sobre Seguridad de la Biotecnología, incluidas las Directrices Técnicas Internacionales sobre Seguridad de la Biotecnología del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente propuestas pueden usarse como mecanismo provisional durante la elaboración del protocolo, y complementarlo una vez finalizado, a efectos de facilitar el desarrollo de la capacidad nacional para evaluar y gestionar riesgos, establecer sistemas adecuados de información y desarrollar recursos humanos especializados en biotecnología,

1. Decide buscar solución a los problemas arriba citados mediante un proceso de negociación para elaborar, en relación con la transferencia, manipulación y utilización seguras de organismos vivos modificados, un protocolo sobre seguridad de la biotecnología, centrado específicamente en los movimientos transfronterizos de cualesquiera organismos vivos modificados resultantes de la biotecnología moderna que puedan tener efectos perjudiciales para la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica, que establezca en particular, para su ulterior examen, procedimientos adecuados de consentimiento fundamentado previo;

2. Decide establecer un Grupo de Trabajo especial de composición abierta, bajo la égida de la Conferencia de las Partes, que desarrollará su labor de conformidad con el mandato anexo a la presente decisión;

3. Pide al Secretario Ejecutivo del Convenio que tome las medidas necesarias para que el Grupo de Trabajo especial de composición abierta se reúna lo antes posible, y al menos una vez antes de la próxima reunión de la Conferencia de las Partes.


Anexo de la decisión II/5

MANDATO DEL GRUPO DE TRABAJO ESPECIAL DE COMPOSICIÓN ABIERTA

1. El Grupo de Trabajo especial de composición abierta debe estar compuesto por representantes, incluidos expertos, designados por gobiernos y organizaciones de integración económica regional.

2. El Grupo de Trabajo especial de composición abierta, de conformidad con el párrafo 1 de la parte dispositiva de la presente decisión:

a) Estudiará, con carácter prioritario, las modalidades y elementos de un protocolo basado en elementos adecuados de las secciones I yII y el párrafo 18 a) de la sección III del anexo I del informe del Grupo especial de composición abierta de expertos en seguridad de la biotecnología;

b) Examinará la conveniencia de incluir los elementos que figuran en el párrafo 18 b) de la sección III y otros elementos, cuando proceda;

3. En la elaboración del proyecto de protocolo, y con carácter prioritario:

a) Se analizarán los conceptos y expresiones clave que han de abordarse en el proceso;

b) Se considerarán la forma y el alcance de los procedimientos de consentimiento fundamentado previo;

c) Se identificarán categorías pertinentes de OVM resultantes de la biotecnología moderna.

4. El protocolo habrá de hacerse eco de que su funcionamiento efectivo requiere que las Partes establezcan o mantengan medidas nacionales, pero la falta de esas medidas nacionales no debe obrar en perjuicio de la elaboración, aplicación y alcance del protocolo.

5. El protocolo tendrá en cuenta los principios consagrados en la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, en particular el criterio de precaución expresado en el principio 15, y:

a) No trascenderá el ámbito de aplicación del Convenio;

b) No derogará ni duplicará ningún otro instrumento jurídico internacional en esta esfera;

c) Establecerá un mecanismo de examen;

d) Será eficiente y efectivo y tratará de reducir al mínimo los efectos negativos innecesarios en la investigación y el desarrollo biotecnológicos y de no obstaculizar indebidamente el acceso a la tecnología y su transferencia.

6. Las disposiciones del Convenio se aplicarán al protocolo.

7. En el proceso se tendrán plenamente en cuenta las lagunas en el marco jurídico existente identificadas mediante un análisis de la legislación nacional e internacional.

8. El proceso se orientará por la necesidad de que todas las Partes cooperen de buena fe y participen plenamente, con miras a que el mayor número posible de Partes en el Convenio ratifiquen el protocolo.

9. El proceso se desarrollará fundamentándose en los datos científicos más fidedignos y las experiencias disponibles, así como en otra información pertinente.

10. Un grupo especial de composición abierta, que informará sobre la marcha de sus trabajos a cada reunión subsiguiente de la Conferencia de las Partes, se encargará, con carácter de urgencia, de elaborar un protocolo. El Grupo de Trabajo especial de composición abierta debe tratar de completar su labor en 1998.